Una introducción a MATRIX CULTURA 2050 y la relación con el Desarrollo Sostenible

La sociedad está testimoniando una serie de cambios fundamentales sobre cómo vivimos, trabajamos, conocemos y comprendemos el mundo contemporáneo

MATRIX CULTURA 2050 es un proyecto que relata cómo iniciativas artísticas, culturales y locales manifiestan el valor de la cultura para el desarrollo sostenible.

La estrategia es generar una comunidad de conocimiento.

MATRIX CULTURA 2050 quiere posibilitar un proceso donde la relación entre Cultura y los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) de la Agenda 20301 de Naciones Unidas, es pensada formalmente (como una iniciativa artística, cultural o local) e informalmente (como sociedad).

Parte integral del proyecto es la capacidad de pensar cómo lo que entendemos por diversidad cultural y diálogo intercultural, puede tener un rol a jugar en el futuro objetivo global Visión 2050: Vivir en harmonía con la naturaleza del Programa de Medio Ambiente, también de Naciones Unidas.2

EL CONTEXTO PARA MATRIX CULTURA 2050

La sociedad está testimoniando una serie de cambios fundamentales concernientes a cómo vivimos, trabajamos, conocemos y entendemos el mundo contemporáneo. Estos cambios están impactando en cómo relacionamos la cultura, la innovación y el desarrollo sostenible. Hasta cierto grado estos cambios están siendo conducidos por la adopción universal de la Agenda 2030 de la ONU y sus 17 ODS.

Esta importante iniciativa global cuenta con el apoyo de agencias intergobernamentales, convenciones multilaterales, así como la colaboración de destacadas organizaciones internacionales como el World Economic Forum con quien las Naciones Unidas ya ha firmado un Strategic Partnership Framework for the 2030 Agenda.3

En estos momentos un nuevo conjunto de terminologías y "posibilidades de lenguaje" están en proceso de elaboración.

La creación de un nuevo conjunto de terminologías sustenta una "teoría del cambio". Esto es explícitamente considerado en el Post 2020 Framework for the Convention on Biodiversity.4

Esta teoría del cambio, se relaciona y se pone en sinergia a medio plazo con los ODS, y a largo plazo con la Visión 2050 y su objetivo global Vivir en harmonía con la naturaleza.

Es necesario expandir la argumentación para relacionar la cultura con los ODS.

Si la cultura no es capaz de relacionar sus visiones y conocimientos con los actuales objetivos de desarrollo sostenible, entonces el rol de la cultura tal como lo entendemos hoy, con todas sus diversidades y competencias asociadas, corre el peligro de quedar atrás.

Que la cultura no esté directamente incluida en los ODS no es ahora la cuestión, es algo así como un falso problema. La problemática real que nos ocupa es que la cultura, en todas sus manifestaciones contemporáneas, pueda llegar a tener un papel formativo en una era futura que se identifica con el Vivir en harmonía con la naturaleza.

Esta era futura, se está estableciendo como una época conformada y gobernada por la automatización, el diseño, la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y la arquitectura de blockchain. Facilitará las tecnologías 6G de identificación y bio-cybernetic trust. Posibilitará y facilitará un nuevo conjunto de entornos electromagnéticos basados en "elementos de tierras raras", minerales y metaloides que incluyen cadmio, telurio, indio, galio y selenio (para paneles solares); o el compuesto intermetálico neodimio aleado a disprosio (para la producción de imanes permanentes y baterías utilizados en turbinas eólicas, coches eléctricos, así como tecnologías de pantalla para dispositivos móviles o televisores de pantalla plana).5

En la era actual de transformación y la era futura del Vivir en harmonía con la naturaleza, todos los entornos – ya sean culturales, verdes, azules, urbanos, rurales, naturales, exóticos, eléctricos, artificiales, hiper o digitales – todos serán etiquetados como "smart", "conectados" y sobre todo "inteligentes".

Share

¿ES EL FUTURO MÁS FUTURISTA DE LO PREVISTO? ¿ES EL DESARROLLO SÓLO UNA MÁQUINA? ¿PODEMOS CONSIDERAR TODAVÍA LA SOSTENIBILIDAD?

En breve las respuestas correspondientes son: "no, no lo es", "para algunos" y "sí, podemos".

Prosiguiendo esta elaboración: si la humanidad ya ha avanzado desde las edades de la piedra, el cobre, el bronce y el hierro, lo que ahora estamos también testimoniando es la emergencia de una nueva era de metales de tierras raras. Esto representa nada menos que una nueva era de metalurgia.

UNA PRIMERA OBSERVACIÓN:

Es con las tecnologías del metal que el humano piensa e innova.

Como escribía Gilles Deleuze y Félix Guattari en su libro Mil Mesetas: capitalismo y esquizofrenia (publicado originalmente en 1980 por Les Éditions de Minuit):

"Es como si el metal y la metalurgia impusieran y elevaran a la conciencia algo que no está más que escondido o enterrado en otras materias y operaciones. En la metalurgia las operaciones no cesan de estar a caballo en los umbrales, de modo que una materialidad energética desborda la materia preparada y una deformación o transformación cualitativa desborda la forma. Si la metalurgia está en una relación esencial con la música, no es solo en virtud de los sonidos de la forja, sinó también de la continua variación de la forma. Lo que el metal y la metalurgia sacan a la luz es una vida propia a la materia. El metal es coextensivo a toda la materia." (pp.511-512)

Cuando los minerales de tierras raras son el nuevo catalizador, es necesario repensar qué es innovación y qué es desarrollo.

Este es el escenario: ¿Un uso innovador de elementos de tierras raras, metaloides y minerales, representa un ir más allá del petróleo y el carbono? ¿No es simplemente otro razonamiento para la continua destrucción de paisajes indígenas y naturales, un razonamiento que permite una extracción continuada y exponencial de metales y minerales? ¿Son los entornos naturales todavía una explotación más de donde extraemos y sacamos beneficio?

La respuesta breve es "no, de modo directo".

Los minerales de tierras raras, para existir, primero deben extraerse de la tierra. Las zonas de extracción identificadas incluyen regiones muy específicas de China, América del Norte y cada vez más el lecho marino. Entonces los minerales extraídos deben refinarse. Algunos de esos procesos son muy complejos y muy costosos. Un tema de investigación para el desarrollo de tecnologías móviles 6G incluye la capacidad de vigilancia en aguas profundas.6

Una consideración: ¿Cuántos entornos naturales o culturales necesitan ser explotados para habilitar la próxima "ciudad de carbono cero del 2050"?7

Lo que en realidad va más allá de la extracción de minerales es la Revolución Digital. Este es un concepto de desarrollo también referido como "Cultura Digital", la "Transformación Digital" o la "Cuarta Revolución Industrial".8

UNA SEGUNDA OBSERVACIÓN.

Todo concierne a lo digital. Digital es la industria transformadora que posibilita los ODS.

Las tecnologías de la revolución digital se construyen en base a aleaciones de minerales y metales de tierras raras. Es la revolución digital que facilita la futura hegemonía de la nueva mercancía: dlosdatos). La infraestructura de extracción de datos se basa en blockchain y tecnologías móviles. La promesa de data es el motor de las redes sociales: significa la primera exploración de una "sincronización de emociones" global, la primera piedra de las nuevas eras inteligentes y conectadas donde todos vivimos en harmonía con la naturaleza.

El objetivo último de la digitalización es reemplazar el Gold Standard.9

UNA TERCERA OBSERVACIÓN:

La cultura necesita entenderse como algo más que una herramienta para el comunicador global.

Como se ha dicho previamente, ahora mismo se está poniendo en marcha una teoría del cambio. Está diseñada como un tema transversal. Es promovida por un número de emprendedores e influencers globales. Esta teoría del cambio incluye la "financiarización de la naturaleza". También apunta a que las empresas tecnológicas globales tengan un rol representativo junto a los gobiernos elegidos democráticamente.

Este escenario emergente se evidencia en el informe de Naciones Unidas Hoja de ruta para la cooperación digital del Panel de Alto Nivel sobre la Cooperación Digital,10 copresidido por Melinda Gates de la Fundación Bill & Melinda Gates y Jack Ma, presidente ejecutivo del Grupo Alibaba.11

El informe de Naciones Unidas incluye cinco bloques de recomendaciones: Una economía y sociedad digital inclusiva; Capacidad humana e institucional; Derechos humanos y agencia humana; Confianza, seguridad y estabilidad; Cooperación digital mundial.

El objetivo es que la brecha digital (lo que previamente se entendía como una variable) se solucione cuando toda la población del planeta esté en posesión de un teléfono móvil. Es entonces cuando los 1.100 millones de desconectados no serán ya más considerados como invisibles.12

La Hoja de ruta para la cooperación digital funciona sobre los principios de uniformidad. Establece la necesidad de habilitar la "Identificación para el desarrollo". No hay reconocimiento alguno del papel de la sostenibilidad. Todo se afirma de modo singular, no hay consideración de multipolaridad.

UNA CUARTA OBSERVACIÓN.

Es necesario especular...

Lo que se entiende es que la identidad, es decir las nuevas identidades digitales, la nueva identidad individual de cada uno de nosotros, se habilita, distribuye y confía a las tecnologías blockchain. Nuestra identidad digitalizada, nuestra conciencia, se convierten en un subconjunto (subset) y en un conducto. Es decir, apelando a las ideas de Marshall McLuhan, si todos y ahora somos "eléctricos" ¿no nos habremos convertido todos ahora en el "mensajero"?

Un aspecto principal de la era eléctrica es que hace posible una red global que tiene la característica de nuestro sistema nervioso central. Nuestro sistema nervioso central no es meramente una red eléctrica: constituye un único campo unificado de experiencia. […] Mucha gente, en consecuencia, ha comenzado a considerar a la sociedad en su conjunto como una única máquina unificada para crear riqueza.13

Los datos, generados por una humanidad conectada, reemplazan la mercancía del petróleo. Big Data o los macrodatos se convierten en la nueva mercancía global.

Previamente se entendía que esta mercancía era el oro, el metal a través del cual la humanidad, en última instancia, pensaba daba imaginación a la vida.

La verdadera banalidad en el fondo de todo esto: la humanidad en la era del Vivir en harmonía con la naturaleza está en peligro de convertirse en una moneda viviente.

Entonces será el turno de disrumpir el gold standard, la verdadera revolución de lo digital. Y una pregunta más: ¿Cómo se relacionan los macrodatos con la conciencia, con todos los ritmos del calendario y con todas las cronodiversidades del mundo? ¿O es todo ahora un cómputo de inteligencia artificial de corporaciones tipo DeepMind?

Las Naciones Unidas en el informe ya mencionado de Hoja de ruta para la Cooperación Digital señala:

"Los derechos humanos necesitan ahora un avance".

EN ESE IR MÁS ALLÁ...

Es necesario que la cultura y las humanidades aporten una respuesta.

¿Va esto más allá de la capacidad de "gestión cultural"? Sí, va más allá. Debe ser responsabilidad de todos nosotros y esa responsabilidad no debe restringirse a lo que entendemos como artístico, cultural o incluso experimental. Esta responsabilidad ha de incluir a la sociedad y a toda la política. La cultura necesita transmitir su conocimiento formal, de manera informal, a todos los niveles de la sociedad, desde la perspectiva de una conciencia y una multiplicidad de temporalidades (la cronodiversidad).

Se trata de completar y confirmar el compromiso global con los ODS.

Para expresar más directamente lo que la cultura puede aportar:

Mientras que Culture Action Europe14 aborda los ODS desde una posición de "pensamiento crítico", "diálogo intercultural" y el establecimiento de "acercamientos innovadores", la Sustainable Development Solutions Network (afiliada a Naciones Unidas), a través de la identificación de "seis transformaciones" considera "la conectividad", "la innovación" y "la infraestructura" como factores clave para el éxito de los ODS.15

MATRIX CULTURA 2050 establece un escenario donde las iniciativas artísticas, culturales y locales, a través del pensamiento crítico, el diálogo intercultural y acercamientos innovadores, puedan manifestar sus valores y su importancia en la etapa de transición que representan los ODS, y a largo plazo, la Visión 2050: Vivir en harmonía con la naturaleza.

El origen de MATRIX CULTURA 2050 es un diagrama matriz de Asociación LIVEMEDIA tras una visita al Mobile World Congress de Barcelona en 2018. Los temas principales del congreso fueron la adopción de los ODS por parte de la industria de telecomunicaciones y el anuncio de las nuevas tecnologías móviles 5G.

La matriz establece una relación entre innovación y diversidad cultural.

Dentro de la matriz, los ODS representan una metodología.

El objetivo de la matriz es posicionar la Riqueza de la humanidad como el beneficio principal de una relación entre Cultura e Innovación.

La Cronodiversidad y la Biodiversidad se posicionan como factores externos.

Lo que los ODS proporcionan es una metodología.

La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas se propone involucrar todos los actores: el sector público, el sector privado y la sociedad civil. En su Preámbulo menciona: "Los Objetivos y metas son integrados e indivisibles, y combinan las tres dimensiones del desarrollo sostenible: económica, social y ambiental". Se presenta como "un plan compartido para la paz y la prosperidad para las personas y el planeta, ahora y en el futuro", siendo los ODS “un llamado urgente a la acción de todos los países en una alianza global” que requiere acciones complementarias por parte de gobiernos, sociedad civil, ciencia y empresa.

La situación a día de hoy puede verse así:

No existe un entendimiento unificado sobre cómo los diecisiete objetivos de la Agenda 2030 deben ponerse en acción. Aquí es donde la cultura, y quizás a través de MATRIX CULTURA 2050, puede ayudar. Si los ODS son obligatorios para los gobiernos nacionales, regionales y locales, las ONG, las instituciones académicas, así como en el marketing corporativo, los ODS siguen siendo una idea vaga para la mayoría de la sociedad civil.

Un calendario proyectado:

En 2025 comenzaremos a tener noticias de una primera ronda de seminarios y conferencias internacionales sobre la proyección global del programa Visión 2050: Vivir en harmonía con la naturaleza.

Las agendas de estas conferencias ya se están formalizando y cerrando.

La posibilidad es que el "desarrollo" y su conjunto de innovaciones implicadas, se halle divorciado de la "sostenibilidad" y de las múltiples temporalidades que sustentan las culturas del mundo, y que en su integridad y coexistencia hacen posible la conciencia – conciencia y atención de las sociedades para sus entornos.

¿Por qué no transferir el "avance de los derechos humanos" al ecosistema de la cultura y su comprensión de todos los entornos: cultural, verde, azul, urbano, rural, natural, exótico, eléctrico, artificial, hyper, digital, smart, conectado e inteligente?

El entorno y ecosistema de la cultura es aquel que tiene acceso a todos los conocimientos.

Share matrixcultura2050

1

Transformar nuestro mundo: La Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible: https://www.agenda2030.gob.es/home.htm; https://unctad.org/system/files/official-document/ares70d1_es.pdf

5

USGD-US Geological Survey, U.S. Department of the Interior https://pubs.usgs.gov/fs/2014/3078/pdf/fs2014-3078.pdf

6

The shift to 6G communications: vision and requirements https://hcis-journal.springeropen.com/articles/10.1186/s13673-020-00258-2

7

Europe’s climate goal: Revolution https://www.politico.eu/article/europe-climate-goal-revolution-net-zero-emissions/ | To achieve net-zero carbon cities and buildings we need systemic efficiency https://www.weforum.org/agenda/2020/01/how-to-achieve-zero-carbon-cities-and-buildings/

11

Otros representantes: Nikolai Astrup, Minister of Digitalisation, Norway; Vinton G. Cerf, vicepresident and Chief Internet Evangelist for Google; Marina Kaljurand (Estonia), Chair of the Global Commission on the Stability of Cyberspace; Marina Kolesnik (Russian Federation), senior executive, entrepreneur and WEF Young Global Leader; Akaliza Keza Ntwari (Rwanda), ICT advocate and entrepreneur; and, Kira Radinsky (Israel), Director of Data Science, eBay.

12

Ver: Nota 33, PDF en castellano: Hoja de ruta para la cooperación digital.

13

Marshall McLuhan, Understanding Media: The Extensions of Man, pp.348-354, MIT Press 1994. Traducción propia: "It is a principal aspect of the electric age that it enables a global network that has the characteristic of our central nervous system. Our central nervous system is not merely an electric network, it constitutes a single unified field of experience. […] Many people, in consequence, have begun to look on the whole of society as a single unified machine for creating wealth." [el énfasis es nuestro]